La Unidad Educativa Privada "Menca de Leoni" en Palo Negro Estado Aragua.
Solicita Profesores y Profesoras en todas las areas de Preescolar, Básica y Diversificada.
Los interesados
enviar Currículo por el Correo Electrónico: tulinda18@hotmail.com

Diseño Currícular del Sistema Educativo Bolivariano

El nuevo Diseño Currícular del Sistema Educativo Bolivariano...
¿Qué opinas de él?...
Deja tu comentario AQUÍ
Image hosted by servimg.com
Descargalo...

lunes, 8 de octubre de 2007

EJERCICIOS DE RELAJACIÓN PARA NIÑOS---Relajación fácil para alumnos difíciles. Por Natalia Bernabeu Morón

En este documento se ofrecen cinco ejercicios básicos de concentración/ relajación, para aquellos docentes que quieran comenzar por algo sencillo y facilmente asimilable por todo tipo de alumnado.
  • Ejercicio Nº 1 Respiración consciente Tomar conciencia de la propia respiración
  • Ejercicio Nº 2 Sonidos de fuera, sonidos de dentro Ejercitar la percepción
  • Ejercicio Nº 3 Columna de hierro, columna de goma Destensar la columna vertebral y la espalda
  • Ejercicio Nº 4 El casco de minero Relajar la mente
  • Ejercicio Nº 5 La biblioteca misteriosa Dejar volar la imaginación (Estos ejercicios deben hacerse con un fondo musical suave)
-Ejercicio Nº 1: Respiración consciente. Sentado en tu silla, con la espalda muy recta, respira tranquilamente. Observa cómo es tu respiración: agitada o serena, corta o profunda, regular o irregular… Cierra los ojos y concéntrate en el recorrido del aire en tu interior: cómo entra y cómo lo expulsas. Ve haciendo que tu respiración sea cada vez más profunda. Respira tres veces llenando de aire el abdomen y el pecho. Expulsa el aire cada vez, muy despacio. Por último, abre los ojos y mueve los hombros en círculos, hacia atrás.
-Ejercicio Nº 2: Sonidos de fuera, sonidos de dentro. Sentado cómodamente en tu silla, con los pies apoyados en el suelo, la espalda muy recta y las manos sobre tus rodillas, cierra los ojos y concéntrate en todos los sonidos y ruidos que llegan de fuera: unos pasos, una puerta que se cierra, el ladrido de un perro a lo lejos… Poco a poco, empieza a prestar atención a los sonidos de dentro… quizás escuches un zumbido grave… o un pitido agudo… o quizás oigas el latido de tu corazón… Lentamente, vuelve a escuchar los sonidos de fuera. Abre los ojos, al mismo tiempo que estiras los brazos hacia delante.
-Ejercicio Nº 3: Columna de hierro, columna de goma. Sentado cómodamente en tu silla, con los pies apoyados en el suelo, la espalda muy recta y las manos sobre tus rodillas, cierra los ojos y haz tres respiraciones abdominales profundas. Empieza a respirar más lentamente y concéntrate en tu columna vertebral. Recórrela mentalmente de abajo a arriba. Imagina que tiene la dureza y rectitud de una barra de hierro. Imagina que de pronto se fuera convirtiendo en una barra de goma, flexible y blanda. Vuelve a sentir que tu columna es, sucesivamente, de hierro y de goma. Después, lentamente, mueve los hombros hacia atrás y abre los ojos.
-Ejercicio Nº 4: El casco de minero. Sentado en tu silla, con la espalda muy recta y los ojos cerrados, respira tranquilamente. Ve haciendo que tu respiración sea cada vez más profunda. Respira tres veces llenando de aire el abdomen y el pecho. Expulsa el aire cada vez, muy despacio. Imagina que sobre tu cabeza llevas puesto un casco de minero, de esos que tienen una lámpara en la frente. Intenta, sin abrir los ojos, mirar fijamente esa lámpara durante un rato. Cuando lo creas oportuno, abre los ojos.
-Ejercicio Nº 5: La biblioteca misteriosa. Sentado en tu silla, con la espalda muy recta, respira tranquilamente. Cierra los ojos, concéntrate en el recorrido del aire en tu interior y ve haciendo que tu respiración sea cada vez más profunda. Imagina que tu cuerpo es una casa, llena de habitaciones. Los pies, las piernas y los muslos son el sótano; las caderas, el vientre y la cintura, la planta baja; el estómago, el pecho y el tórax, el primer piso. La columna vertebral y la espalda, son las escaleras que unen todos los aposentos. Los hombros, el cuello y la cabeza forman el último piso. Imagina ahora que en la parte más alta de tu cabeza se levanta una torre que alberga una extraña biblioteca, llena de hermosos libros. Imagina que estás ahí y que tienes un libro entre las manos: siente su tacto y la textura del papel; intenta recordar el olor de sus hojas impregnadas de tinta y de sus viejas tapas de piel. En esa torre, coincidiendo con el centro de tu frente, hay una ventana que se abre a un espacio infinito. Asómate a ella durante unos segundos, antes de abrir suavemente los ojos, mientras giras los hombros hacia atrás y estiras, por fin, los brazos. Sacado de Dormir sin LLorar
DEJA TU COMENTARIO EN EL LIBRO DE VISITAS O ENVÍAME UN CORREO CON FOTOS, PROYECTO O EXPERIENCIAS VIVIDAS CON TUS NIÑOS Y NIÑAS EN EL AULA...

2 comentarios:

Considero muy acertados los ejercicios de relajación para niños, pues ellos estan más expuestos a gastar más energias que la mayoría de los adultos de este inmenso mundo.

muchas gracias por el material!

Publicar un comentario en la entrada

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

ENVIAME FOTOS Y ANECDOTAS AL CORREO educacióninicialenvenezuela@hotmail.com
 

© blogspot templates | Webtalks